cropped-logo-cenaf-512x512
CENAF
CENTRO NACIONAL DE LA FOTOGRAFÍA

Descolonizando la fotografía

Villa Teola inauguró la exposición fotográfica “Cinco miradas inéditas de la realidad”

Cinco fotógrafos de Los Teques dieron una muestra de sus trabajos en la exposición fotográfica “Cinco miradas inéditas de la realidad”, en la sala Benito Chapellín ubicado en las instalaciones del Parque Cultural Villa Teola.

Gregorio Terán, Henrique Hernández, Luis Hernández, Raúl Romero y Edgar Jiménez, fueron los protagonistas de este evento, quienes mostraron sus imágenes reflejando sus miradas sobre la realidad, que expresan el talento que florecen en el arte de la fotografía.

Con una variedad de enfoques y temáticas, cada uno de ellos aportó su visión única y su estilo personal a través de sus extraordinarias fotos, que capturan la esencia y la belleza de los reportes gráficos.

El acto fue presidido por el vicepresidente de Soporte y Seguimiento de Metro Los Teques, Edgar Cortez, quien manifestó sentirse orgulloso y agradecido con las autoridades del Centro Nacional de la Fotografía (Cenaf), por el esfuerzo que hicieron en congregar a estos profesionales para que compartieran los hechos históricos del acontecer venezolano.

Por su parte, Orlando Ugueto, presidente del Cenaf destacó que desde sus trincheras siempre están a la disposición de todas las comunidades para seguir formando reporteros gráficos que retraten los acontecimientos más importantes y que queden reflejados en la historia.

Ángel Corao, coordinador del Cenaf de la región mirandina señaló que este reconocimiento al gremio fotoperiodístico surge para realzar los talentos mirandinos, resaltar la labor que hacen los fotografos desde las cinco miradas diferentes, las cinco maneras de acercarse a la realidad.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de sumergirse en un mundo visualmente cautivador, donde cada fotografía cuenta una historia única y evocadora, desde paisajes hasta momentos cotidianos llenos de significado.

Prensa Metro Los Teques/ Periodista: Fátima Vargas/ Fotógrafo: Jesús Tovar.

20 de marzo de 2024

¡Honor y gloria a Jorge Recio!

Realizado por: Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio

Jorge Recio #fotógrafo venezolano, nació en Caracas el 07 julio 1962, fue herido de bala durante los sucesos del 11 de abril de 2002, donde recopiló una serie de #imágenes captadas por el lente de su cámara durante aquellos sucesos. Las obras de Recio reflejaron los contrastes socioeconómicos derivados de la explotación que ha vivido la población venezolana a lo largo de décadas de dominación capitalista.

La muerte lo sorprendió esta mañana en Barcelona, España, ciudad donde estableció residencia los ultimos años.

¡Honor y gloria a Jorge Recio!

01/02/2024

El inicio del Caracazo en Guarenas, 10 de la mañana. (Foto: Carlos Lugo)
Foto: Tom Grillo

 

La rebelión antiimperialista de los venezolanos cumple 35 años

El 27 de febrero de 1989, el pueblo venezolano protagonizó una inédita rebelión antiimperialista, toda vez que rechazó un paquete neoliberal impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esa explosión social fue reprimida con las armas del Estado, dirigida por el expresidente Carlos Andrés Pérez (CAP) y el entonces ministro de la Defensa, Italo Del Valle Alliegro, a quien el pueblo bautizó como “Gatillo Alegre”, porque a punta de una feroz represión, violaron los derechos humanos flagrantemente.

(Fotos: Tom Grillo)

El FMI había propuesto al gobierno de Pérez, dar  “préstamos” a la República por 4.500 millones de dólares en tres años, a liberar los precios de los productos de primera necesidad, a la privatización de empresas del Estado, al congelamiento de sueldos y salarios y al recorte de los gastos sociales, entre otros. Pérez había heredado de su compañero de partido Jaime Lusinchi, un país en el esterero y demasiado corroído por la corrupción, y ya Venezuela había padecido la tragedia económica del “Viernes Negro”.

CAP había prometido en campaña que no asumiría un esquema neoliberal y regresarían los tiempos de las «vacas gordas» de su primer mandato, y a los nueve días de llegar al poder, anunció las medidas del FMI, con las que el pueblo se sintió traicionado y por eso, protagonizó ese estallido social, sin precedentes en la historia de Venezuela, que inició en Guarenas por el aumento del pasaje estudiantil, el cual se produjo por el alza en los precios de la gasolina.

El eco en Caracas fue inmediato: una ola de saqueos recorrió entonces las grandes ciudades del país, en los supermercados, carnicerías, negocios de  electrodomésticos y comercios en general, porque el venezolano de a pie salió a las calles a tomar lo que era suyo y tenía negado, para satisfacer la ambición desmedida de la burguesía parasitaria.

Caracas fue la mayor víctima de la represión; la ciudad se llenó de ecos de disparos de rifles y ametralladoras y colapsaron las morgues; los hospitales eran insuficientes para atender la gran cantidad de heridos de tan brutal episodio.

Pérez suspendió las garantías constitucionales, decretó toque de queda y envió a más de cuatro mil soldados con tanquetas a las calles de Caracas para “restablecer” el orden.

Las fosas comunes, las comentaba el pueblo y los días siguientes continuó la represión con los allanamientos y las detenciones arbitrarias. Ese día, en el que un pueblo valiente bajó de los cerros para luchar contra un gobierno opresor, fundó las bases para un cambio trascendental y para la recuperación de un Ejército patriota, con Hugo Chávez al frente, quien el 4 de febrero de 1992 irrumpió como  figura carismática en el corazón del pueblo venezolano.

El llamado “El Caracazo” fue una masacre sin precedentes en la historia de la República, pero estimuló un cambio de paradigmas, removido desde la conciencia social, para cambiar la democracia representativa.

El mismo Chávez  expresó muchas veces que el 27 de febrero, el  pueblo venezolano  prendió la chispa de su propia liberación e impulsó los planes para tomar el poder por la vía militar, pero fue el 6 de diciembre de 1998, cuando la revolución llegó al poder por el voto popular con una abrumadora mayoría, para comenzar a enrrumbar esos cambios, que en otrora  anhelaba la patria de Bolívar.

Claritza Herrera

27 de febrero de 2024

CENAF también nació el 4F

Con la misma actitud entusiasta, decidida y fervorosa con la que defendió al pueblo, el Comandante Hugo Chávez creó, justo el 4 de febrero del año 2003, el Centro Nacional de la Fotografía (CENAF). 

El día emblemático con el que dividió la historia del país, el líder de la Revolución Bolivariana impulsó la actividad fotográfica, para colocarla al servicio y alcance de todas y  todos los venezolanos.

Con 21 años, el Cenaf, ente adscrito al  Ministerio del Poder Popular para la Cultura, es oficialmente mayor de edad y su trascendencia amerita un digno reconocimiento, porque no sólo guarda nuestra historia como patrimonio, sino porque implica enseñanza y formación, y cada día se expande a otras regiones  del país, para que cualquier venezolano, tenga acceso al arte de la fotografía.

Su presidente, el reconocido periodista y reportero gráfico, Orlando Ugueto, ha hecho que el CENAF promueva y desarrolle la investigación, la promoción y la difusión, así como la preservación de la fotografía, en todas sus formas y manifestaciones, lo cual implica lo artístico, lo educativo, lo documental y lo comunitario.

Este brazo del Ministerio para la Cultura, que llega a escuelas, comunidades e instituciones de forma gratuita e inclusiva, se ha colocado en la vanguardia de la fotografía popular, a través de una metodología que educa y trasciende a todas y todos sin distingo de ninguna índole, con sus proyectos formativos orientados a concientizar sobre la descolonización de la cultura, política que impulsa el Gobierno nacional.

Cenaf Prensa

Caracas 3 febrero 2024

El Centro Nacional de la Fotografía
dio inicio al ciclo formativo 2024, con el taller para los semilleros fotográficos

Este viernes, 19 de enero, el Centro Nacional de la Fotografía (Cenaf), Núcleo Miranda, conjuntamente con Metro Los Teques, desarrolló el Taller de Fotografía Creativa con Dispositivos Móviles, desde las instalaciones del Parque Socio-Cultural @villateola.

Esta actividad se realizó en dos sesiones: la primera, dirigida a niñas y niños de 4 a 9 años de edad, a cargo de los fotógrafos Rosalía Barreto y Martín Ustáriz.

La segunda sesión fue dictada por los fotógrafos Ángel Corao y Raúl Romero, dirigida a jóvenes con edades comprendidas entre 10 a 16 años.

Este taller tiene como propósito «fertilizar» a los futuros semilleros fotográficos: niños, niñas y adolescentes, interesados en aprender el maravilloso arte de la fotografía.

 

«Si en cada pueblo existiera una Muchachera como la de Curiepe, ya Venezuela y su juventud estarían a salvo»
 *Aristóbulo Istúriz

 

La Muchachera de Curiepe: a 50 años de su fundación

Queremos que nuestros muchachos sepan que sus raíces están en África

Por Orlando Ugueto 

Con una hermosa sonrisa y un humeante y exquisito hervido de res, acompañado con pan de casabe y salsa picante, nos recibió amablemente Luisa Pérez Madriz, Luisín, en su casa “Mi cumbe”, ubicada en Curiepe. 

Esta pintoresca comunidad es reconocida como la primera población de cimarrones y negros libres del estado Miranda y de Venezuela. 

En un agradable ambiente de sala con aroma de hogar, lleno de flores, frutos y plantas diversas: plátanos, cacao, martinicas y aguacates; en sincrética comunión con santos, biblias, cruces, tambores, tallas africanas y católicas, y con paredes adornadas por numerosos reconocimientos obtenidos en su larga trayectoria cultural; nos animamos a conversar con Luisín, la matrona creadora de la Fundación La Muchachera de Curiepe Escuela de Saberes Ancestrales Afrobarloventeños, que hoy 21 de diciembre cumple 50 años de fundada. 

“La Muchachera no es solo cantar, bailar y tocar tambor ” -nos afirma Luisín ante la obligada pregunta. 

“La educación cívica y la historia son lo verdaderamente importante de nuestro movimiento; para que quien haya nacido acá en Curiepe, sepa que sus tatarabuelos son negros, porque son afrodescendientes y que nuestras raíces están en África”, -.afirma.

 En La Muchachera formamos recursos humanos útiles para la vida

“En la Escuela nos ocupamos que ese semillero de muchachas y muchachos, conozcan qué árbol se usa para diseñar un tambor, qué tipo de cuero se emplea para construirlo, cuánto mide un tambor Mina o cuánto mide, matemáticamente, el diámetro de una Curbata, y el por qué ese instrumento de percusión va del lado izquierdo del tambor». 

“Que sepan además, por qué el tambor Mina es pausado y por qué el Tamboril se toca con el mismo ritmo, o con el mismo latido que lleva el corazón”, -nos responde, poniéndose la mano en el lado izquierdo de su pecho-.

-Además de los aguinaldos, las parrandas, la fulía barloventeña y el baile, ¿qué otras actividades hace La Muchachera? –preguntamos.

-Ellas y ellos aprenden gastronomía, manualidades, artesanía y todas esas artes populares que forman recursos humanos útiles para la vida. En el río les enseñamos a pescar con canasto, aprenden a conocer los diversos tipos de plantas: las medicinales, cuáles sirven para la sopa y cuáles para la leña, y todo ese tipo de saberes tradicionales que la gente cree que no son importantes.

-La formación incluye, además, el respeto al ambiente y el cuidado de los espacios; aprenden que no se puede colocar la candela, la leña, cerca de un bambú, porque se seca la raíz, que es la que le da humedad al río. 

“Eso sí, nuestra Muchachera lleva la fe por delante, siempre encomendada a Dios, a nuestro Niño Jesús de Curiepe, el más venerado, a San Juan Bautista y al Conguito”, –señala.

Además, «vamos a las escuelas, a las universidades y realizamos actividades para difundir la cultura ancestral africana de nuestra entidad. Estoy orgullosa de mis muchachos en general, de quienes hemos logrado que fortalezcan sus valores y principios patrios y familiares y que no vivan de la superficialidad, que no se alisen el pelo, por ejemplo, y se reconozcan en la cultura de la  afrovenezolanidad y la afrodescendencia”.

La Muchachera: una escuela con reconocimiento internacional

-La Escuela tiene cinco décadas de establecida ¿quiénes son sus profesores? -preguntamos.

-Comencé desde mi juventud a lidiar con niños, porque soy la mayor de siete hermanos, pues mi mamá, Carmen Eulalia Madriz, quien era maestra rural jubilada, nos cedió en crianza a mi querida abuela Eulalia, ejerciendo yo el cuidado de mis hermanos y de otros niños del pueblo, a quienes los ponía a jugar, les contaba cuentos, los llevaba al río, le inventaba juegos, los peinaba, etcétera. Así nació La Muchachera.

Agrega que también su hija Eva Nazareth, coordinadora musical del grupo, ha sido de enorme ayuda en la formación cultural en la Escuela, que hoy agrupa a 150 niños y adolescentes de ambos sexos.  

-Me ha acompañado desde que tenía 15 años -de 31 que ya tiene- para llevar adelante esta difícil, pero hermosa tarea, en la que también contamos con mi otro hijo, Luis Tomás, con el percusionista Rafael Sanz y alguno que otro representante o padre de los menores. Prácticamente, somos nosotros, las y los únicos educadores de La Muchachera.  

-Negra, tu Muchachera está cumpliendo medio siglo, media vida formando muchachos, lapso en el que no han recibido, según me cuentas, la suficiente ayuda y asistencia económica, pero paradógicamente has recibido reconocimientos internacionales, como el que hace un año le otorgó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), como “Ejemplo de Buenas Prácticas Musicales”, siendo también Patrimonio Cultural del Estado. 

“Entiendo que ningún reconocimiento significa que somos especiales, pero se supone que debería haber algo por eso ¿verdad?”, -reflexiona.

La Muchachera requiere mayor apoyo, tanto del sector público como privado, para continuar con su programa formativo. Nuestra Escuela vive de mi “sueldito” de maestra jubilada, y de alguna que otra buena intención de gente amiga. -nos comenta.

Actualmente, necesitamos recursos para gastos de alimentación, instrumentos musicales y uniformes, al igual que el urgente reacondicionamiento de nuestra sede. 

Luisín recuerda que el maestro Aristóbulo Istúriz, padrino de La Muchachera, en vida era la única persona que constantemente estaba pendiente de esos niños. “Él conocía La Muchachera desde sus inicios y sabía de sus necesidades y del sacrificio que hacíamos para mantener la institución. Hubo un año, por ejemplo, que siendo Ministro de Educación, nos regaló hasta “Canaimitas” y nos ayudó a construir, junto al ex gobernador Elías Jagua, un espacio de estudio y recreación en la azotea de la Escuela. Los últimos tres años hemos recibido la ayuda del Ministro de Cultura, Ernesto Villegas, con la donación de juguetes, continuando así con la tradición navideña llevada a cabo por el maestro Istúriz”.

“Lo que quiero es que mis muchachos estén bien y que no tengamos necesidad de estar mendigando cosas por allí. Tengo niños con problemas muy serios de salud, de desatención y abandono familiar. Tuve una niña con una sola pierna y ahorita es bailarina de arte, a quien -por fortuna- le pusieron una prótesis y hoy es una maravillosa artista”, -expresa emocionada. 

«La Muchachera se ha convertido prácticamente en un hogar de cuidado diario», dice, por lo que solicita más corresponsabilidad de los padres y representantes de los estudiantes para dar mejor cumplimiento a las actividades de la institución. «Existe una percepción equivocada sobre La Muchachera, algunos la critican y piensan que somos millonarios», -dice riendo. 

“Yo no le cobro a nadie, ¿cuánto y qué le puedes cobrar tú a un padre de familia sin recursos? ¿cómo se cobra un trabajo como este, que es de puro amor para la vida?”. 

“Cuando nos llaman a actuar en esos grandes actos, a nosotros nos cuesta movilizarnos y todo aquello que la logística implica, en especial la alimentación. Resolvemos cuando está alguien del Movimiento Afro, como Beatriz Aifill y Casimira Monasterio, quienes siempre nos prestan su apoyo incondicional”. 

Con desdén Luisín nos comenta que en la historia de La Muchachera ha tenido que enfrentar muchas carencias y situaciones dolorosas. Junto a esos muchachos ha enfrentado y superado graves problemas de salud y de desnutrición, los cuales ha tenido que socorrer de manera personal; habiendo tantas instituciones, empresas y comercios en el Estado, incluso en el propio pueblo de  Curiepe. 

Preguntamos si habrá alguna manera de concientizar, sensibilizar y llegarle a esas instituciones, como al empresariado industrial y comercial de esta conocida población.  

-No sé a quién dirigirme para que ese niño que quiere estudiar, o para que ese otro u otra, que es muy inteligente, pueda lograr su aspiración de vida.

Añade que no está en contra de los títulos ni de los estudiosos y cree que todo en esta vida hace falta, pero hay que equilibrar y darle el verdadero valor a quien lo tiene, porque no puede ser que hayan recibido un premio nacional por tradiciones y uno internacional por “Buenas Prácticas”, y no reciban la atención debida. 

“Dios sabe que no estoy renegando, que todo lo doy y lo hago de corazón y reconozco que el movimiento afrodescendiente ha tenido como nunca, con la Revolución Bolivariana, un altísimo protagonismo dentro de las organizaciones y movimientos sociales. Primeramente, gracias al autoreconocimiento por parte del comandante Hugo Chávez. ¡Se ha hecho y avanzado muchísimo!», -apunta convencida.

«Me alegra que la gente nuestra haya logrado cargos de importancia, pero se requiere más atención y un justo equilibrio para quienes estamos trabajando en los pueblos, en los barrios y en las comunidades, y dejar un poquito lo que son esos curules”, -señala finalmente.

Historia de Vida

Durante su larga trayectoria, Luisín ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos el título de Maestra, otorgado por el pueblo de Curiepe; Maestra de la Unearte, Reconocimiento a La Muchachera como Patrimonio Cultural del Estado Miranda, placa de reconocimiento de manos de sus estudiantes al cumplir 38 años la organización; Hija Ilustre y Llaves del Municipio Brión, Premio Nacional de Cultura, mención Saberes y Tradiciones, y Ejemplo de Buenas Prácticas Musicales, otorgado por la Unesco.

Tuvo como madre a Carmen Eulalia Madriz de Pérez, quien fuera maestra rural, y a Eulalia Madriz, su abuela, guía y protectora, de quien dice, le enterró el ombligo en el quicio de su casa materna.

Tiene tres hijos de vientre: Luisa Argelia, Eva Nazareth y Luis Tomás.  Expresa un profundo amor por sus dos nietas menores: Mariel Eloísa y Amalia Luisa, quienes “son mi adoración, mi medicina natural, mi vida misma”.

Luisín nació en Curiepe, municipio Brión del estado Miranda, un 16 de mayo de 1956.

Orlando Ugueto / ojue13@gmail.com

17 de diciembre de 2023

El realismo mágico trasciende textos e impregna a la postfotografía

Influencia de la literatura en la imagen

Guillermo Pulido Avilán

 

La historia la escriben los vencedores

Participación  del autor, presidente del Centro Nacional de la Fotografía, durante la inauguración de la exposición  <<20 abriles en gráficas>>, el 11 de abril en la sede de Ipostel, esquina de Carmelita, Caracas.

Venezuela votó cinco veces SI por su Esequibo

“¡África libre o la muerte, nosotros venceremos, Inchallah!”

Mujeres y jóvenes se movilizan diariamante en apoyo al Consejo Nacional para la Salvaguarda de la Patria

 

 

Galería

Exposición fotográfica «Adentro»

 

 

 

 
 

 

Selección de 13 autorretratos artísticos realizados por Yus Mejias fotógrafa especializada en el retrato y autorretrato.
Los autorretratos fueron concebidos como obras únicas entre los años 2018 y 2022. Teniendo en común el carácter intimista, una estética visual y técnica muy cuidada, dónde la emoción, reflexión, crítica y fantasía se conjugan para darle vida a la exhibición

Noticias

Lea en Todos Adentro, el excelente reportaje dedicado al Cenaf, realizado por el destacado periodista Sergio Chapman, en ocasión del Dia Internacional y Municipal de la Fotografía.

Haz clic sobre esta portada ^ para abrir y descargar

Tom Grillo exaltado como Patrimonio Cultural Viviente por el Concejo Bolivariano del Municipio Libertador

Una emotiva jornada compartieron los profesionales del arte y la comunicación gráfica, con motivo de la celebración del Día Mundial y Municipal de la Fotografía, del Fotógrafo y la Fotógrafa.

Durante el evento, realizado en las instalaciones del Concejo Bolivariano del Municipio Libertador, fue exaltado como Patrimonio Cultural Viviente del Municipio, el colega Tomás “Tom” Grillo, por reunir los méritos profesionales y personales suficientes para optar a tal distinción. Grillo, cumplió  50 años de ejercicio profesional en el área de la fotografía periodística.

Asimismo, se hizo un sencillo reconocimiento a la trayectoria de los ya fallecidos reporteros gráficos Juan Quijano y Jacobo Lezama, quienes además de haber sido dos titanes de la fotografía, fueron a la vez  dos gigantes del amor; porque sin duda alguna fueron la mejor expresión de humanismo social” (…), tal como lo expresó Orlando Ugueto, presidente del Centro Nacional de la Fotografía (CENAF), durante su discurso de salutación a las y los fotógrafos en su día.

En el acto fueron entregados igualmente reconocimientos por trayectoria, a más de 40 destacados profesionales del arte y la comunicación periodística.

Prensa Cenaf/

Fotos: Williams Marrero, Rafael Villegas y Orlando Ugueto

DISCURSO DE ORLANDO UGUETO EN OCASION DEL DIA INTERNACIONAL Y MUNICIPAL  DE LA FOTOGRAFIA

Como sabemos, hoy, 19 de agosto, se celebra el Día Mundial de la Fotografía, del Fotógrafo y la Fotógrafa, para rendir homenaje y reconocer la labor que desempeñan los profesionales de la fotografía en el área artística y comunicacional, mediante el registro, la difusión y la conservación de la imagen gráfica.

Como Presidente del Centro Nacional de la Fotografía (Cenaf) y en nombre de los fotógrafos, las fotógrafas y los camarógrafos acá presentes, me corresponde expresar al  Presidente del Concejo Municipal de Caracas, Yimi Gudiño, a su Vicepresidenta Dóralis Silva, al Concejal Darìo Vivas y demás directivos de la Comisión Permanente de Cultura, Patrimonio histórico, Medios alternativos y comunitarios del Concejo Municipal de Caracas, nuestro más profundo agradecimiento por honrarnos, -una vez mas y por tercer año consecutivo- con este hermoso homenaje que dignifica y enaltece nuestra profesión.

En el año 2021, -en los espacios abiertos del Foro Libertador- se instituyó, por primera vez, la figura del Patrimonio Cultural Viviente, y fueron agraciados en esa oportunidad, los colegas Wendys Olivo, Francisco Solórzano “Frasso” y este servidor, Orlando Ugueto. Dicho evento estuvo coordinado por la concejala Erika Bernal, para entonces presidenta de la Comisión de Cultura (…). El año pasado fue galardonado con tal distinción,  el compañero Manuel Pérez Iturbe.

Este año, dando continuidad y cumplimiento al mencionado y honroso Decreto, esta instancia otorga este reconocimiento de Patrimonio Cultural Viviente al compañero Tom Grillo, por su arribo a más de 50 años de ejercicio profesional en el área de la comunicación gráfica, y a quien honramos esta tarde, con una pequeña muestra expositiva de su trabajo periodístico  realizado durante los aciagos acontecimientos del 27 de febrero de 1998, tristemente recordado como El Caracazo, cuando fueron asesinadas cientos de miles de personas por parte de las fuerzas represivas del gobierno del presidente de entonces, Carlos Andrés Pérez. 

Señores Concejales, colegas, debo señalar con orgullo y mucha satisfacción que el 2023, ha sido un excelente año para la fotografía venezolana. Hemos sido noticia de primera plana desde el 4 de febrero pasado, cuando el Centro Nacional de la Fotografía (CENAF), adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, -y el cual presido desde el año 2018- cumplió 20 años de fundado por el Comandante Hugo Chávez Frías, con el objetivo de llevar la técnica de la cultura fotográfica a los mas amplios sectores del pueblo venezolano.

Celebramos, igualmente, con mucho entusiasmo el pasado 6 de mayo, los 80 años de la creación del Círculo de Reporteros Gráficos de Venezuela (CRGV), y los 50 años de ejercicio laboral de compañero Tom Grillo.

Son fechas significativas que analtencen y engrandecen nuestra bella profesión y ponen en el tapete su importancia en el ámbito de la cultura y la comunicacion, para el registro y la preservación gráfica de la historia, tanto nacional como internacional. 

En esta histórica fecha, -cuando Luis Daguerre patentó  este milagroso y maravilloso invento- se les honra a ustedes con justicia, por ser quienes con su destacado y extraordinario talento y profesionalismo, logran con su oficio de fotógrafos, grabar y preservar para la historia presente y futura, imagenes hechas con coloridos destellos de luz y amor.

Juan Quijano y Jacobo Lezama: dos gigantes del amor

Hoy, en este magno escenario, le rendimos honores a dos grandes de la fotografía periodística, que aunque están ausentes físicamente, siguen presentes en nuestros corazones, pues además de haber sido dos titanes de la fotografía, fueron a la vez, dos gigantes del amor; porque sin duda alguna fueron la mejor expresión de humanismo social.

Me refiero a Juan Quijano, -hoy representado acá por su hija Ana María Quijano- y a Jacobo Lezama, -igualmente representado por su sobrina Daisy Macadán- fueron hombres muy queridos y admirados en todo el país por su profesión, pero especialmente en los estados y regiones, donde dejaron huellas por haber sido benefactores sociales por muchos años.

Fueron los Niño Jesús, los San Nicolás, cuyas ayudas y obsequios a las familias humildes e instituciones, y los regalos y juguetes que entregaron a los niños y niñas, estuvieron impregnados de un profundo amor y humanismo.

A Quijano y a Lezama no podíamos, en este día cuando se honra el oficio de la fotografía y a sus protagonistas, echarlos al olvido.

Ellos dejaron un legado que pervivirá en el tiempo y en los corazones de la gente de Cariaco, en el estado Sucre, lugar donde nació Quijano hace casi 100 años; y en Santa Teresa del Tuy en Miranda, y Guanta en Anzoátegui; regiones, éstas dos últimas donde residió el también sucrense Jacobo Lezama.

Fueron esos los pueblos y comunidades donde les tocó nacer, vivir y obrar por el bienestar social. 

Algunos de nosotros, acá presentes, (Marrero, Sánchez, Villegas), quienes tuvimos la dicha de conocerlos y trabajar con ellos, le rendimos este sencillo homenaje, que servirá para recordarlos como los mejores ejemplos de entrega y servicio que nuestra profesión haya conocido.

Serán la luz que ilumine a la nuevas generaciones de fotoperiodistas y fotógrafos.

Juan Bautista Quijano nació en Cariaco, estado Sucre el 24 de junio de 1924, y murió el 15 de marzo del 2004. El próximo año se cumplirán 100 años de su nacimiento. 

Jacobo Lezama, también oriundo del estado Sucre, nació un 28 de noviembre de 1941, y falleció en Puerto la Cruz, el 9 de abril del año 2017. Honores para Éllos.

¡Felicitaciones una vez mas queridos fotógrafas, fotógrafos, camarógrafos y camarógrafas!

Orlando Ugueto

Presidente del Cenaf

Caracas 22 agosto de 2023

 

En ocasión del Día Internacional de la Fotografía

ORLANDO UGUETO:  PRIMER PERIODISTA Y REPORTERO GRÁFICO QUE PRESIDE EL CENAF

Por primera vez, en 20 años de historia del Centro Nacional de la Fotografía Cenaf, un periodista y fotógrafo del género del reporterismo gráfico, ocupa la presidencia de esa institución  creada en el año 2003, por el presidente Hugo Chávez Frías.

“Esta ha sido una experiencia extraordinaria en mi vida, pues nunca me propuse presidir un organismo del Estado de las características  del Cenaf”, nos responde Orlando Ugueto su actual Presidente cuando lo abordamos en las nuevas y confortables instalaciones del ente rector de la fotografía, en el centro de Caracas.

Ugueto nos refiere, que presidir el Cenaf ha sido un gran reto, pues mas allá de trabajar por su recuperación y cumplir con sus objetivos fundacionales, ha sido una experiencia muy gratificante en lo particular, pues le ha permitido crecer como profesional y como persona.

Su designación, en 2017, constituye un hecho históricamente significativo, pues es el primer periodista y reportero gráfico que preside el Cenaf en sus 20 años de fundado. 

“Llevo más de 5 años al frente de  la misma,  trabajando con mucho ahínco en procura de su crecimiento, aun por encima de los innumerables problemas que ha tenido que enfrentar el país debido a la guerra y el bloqueo económico de la derecha fascista nacional e internacional”, -comenta.

“He hecho lo humanamente posible por ser consecuente con el proyecto revolucionario de nuestro Gobierno, enmarcado en la política descolonizadora del sector cultural, hoy bajo la conducción de Ernesto Villegas como ministro del área”, de quien dice, que siempre le estará muy agradecido por haberlo designado para dirigir esa valiosa institución.

Los  inicios del “Negro” Ugueto en el periodismo se remontan a los años 70 del siglo pasado en Tribuna Popular, órgano propagandístico del Partido Comunista de Venezuela PCV.

Allí comenzó, -siendo un adolescente militante de la Juventud Comunista- a trabajar de mensajero, para posteriormente llegar a realizar múltiples tareas, entre ellas la de redactor y reportero gráfico: un “toero”, como lo definió en su oportunidad, el profesor y periodista Héctor Mujica. 

Su sensibilidad social lo llevó a  enfocar su actividad periodística en temas de interés político y social, debido a la linea editorial de Tribuna Popular, que como órgano informativo, se inclinaba en favor de los intereses de la clase obrera y de la revolución  socialista dentro de las teorías del marxismo-leninismo. -De allí mi motivación para dedicarme definitivamente al periodismo comprometido, -precisa.

Orlando nos relata que en días recientes consiguió un carnet de Tribuna Popular firmado en 1972 por el fundador y presidente del PCV, el comunista Gustavo Machado.

Es decir, nuestro entrevistado esta cumpliendo 51 años de ejercicio periodístico, exactamente cinco décadas ejerciendo la profesión en los dos géneros informativos. “Para mí es un orgullo decir que mi primera escuela de periodismo, fue y es Tribuna Popular”, -precisa.

Expresa que el ejercicio del periodismo debe asumirse con absoluta responsabilidad y mucha ética. Y en se sentido expresa que “los reporteros gráficos estamos obligados a mejorar nuestro nivel educativo y cultural, e incluso académico.

Señala que en ese sentido hay  que reconocer el papel jugado por la directiva del Círculo del Reporteros Gráficos de Venezuela (CRGV), que en los años 70 inició las conversaciones con representantes de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), para elevar el nivel académico de los reporteros mediante un convenio de estudios universitarios.

Asegura que esos convenios han dando sus frutos pues “muchos de nosotros, los reporteros gráficos, alcanzamos el grado académico universitario en la UCV”.

En cuanto a la fotografía como técnica artística, Ugueto manifiesta que desde el punto de vista de la información y la comunicación social, la fotografía como género periodístico, tiene una gran importancia, porque mediante ella se registra y se preserva la memoria histórica de cualquier acontecimiento cultural, humano y de cualquier índole social.

Entre las anécdotas y las satisfacciones mas importantes que Ugueto ha vivido  dentro de la profesión, destacan entre muchas otras, el haber conocido y retratado a figuras de la talla histórica de Fidel Castro y Hugo Chávez Frías.

“De Chávez me impactó, además de retratarme con él, el haber recibido de sus manos, la estatuílla del Premio Nacional de Periodismo en el año 2001. ¡Eso para mi fue y ha sido lo máximo, un acontecimiento  inolvidable en mi vida!”, -expresó visiblemente emocionado.

Orlando nació en Caracas, en la parroquia Santa Rosalía, un 22 de abril de 1951, en una numerosa familia de 8 hermanos al cuidado de su dedicada madre Juana Escobar, y de su padre Humberto Ugueto, quien además le procuró otros 19 hermanos.

Ugueto es egresado de la Escuela de Comunicación social de la Universidad Central de Venezuela, y tiene diplomados en Saberes Africanos, en Medicina Tradicional China y en Terapias Bioenergéticas y Complementarias, entre otros estudios en el campo Energético.

Prensa / Cenaf

 Agosto de 2023

Opinión

Por Claritza Herrera

CENAF AUDIOVISUAL

Presenta

La historia del Reportero Gráfico Juan Quijano

FORMACIÓN

«Una foto es un tiro»

José Luis Cabezas

Te invitamos a revivir nuestras cayapas fotográficas

Actividad que promueve la participación comunitaria, contribuyendo con el fomento del hecho fotográfico, la promoción de nuevos talentos en la creación visual.

Tendedero Digital

Muestra la mirada de los fotógrafos que participan en los procesos formativos del Cenaf, donde reflejan los diversos aspectos sociales, geográficos y culturales que los rodean, todo desde la perspectiva particular y el lente de cado uno de los entusiastas de la imagen, dejando ver sus habilidades y talentos como obras maníficas de arte visual.

agosto 2023

Edición Nº 9

Revelado

Es una revista para todas y todos los fotógrafos, expertos o noveles, que obedece a las políticas del Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC), basadas en la inclusión y la descolonización de la imagen, tal como reza el lema y los objetivos fundacionales del Centro Nacional de la Fotografía (Cenaf).

Actividades

Exposiciones

La institución tiene una programación anual de muestras temáticas en torno a la fotografía venezolana e internacional conjuntamente con otras instituciones. Con “Proyecto Pared”, se promueve a jóvenes talentos nacionales. Además posee una selección de exposiciones fotográficas itinerantes que pueden ser solicitadas en calidad de préstamo, y ofrece asesorías técnicas sobre montaje y aspectos museográficos de la fotografía.

Comunidades

Desarrollamos proyectos para llevar la fotografía a las comunidades como un instrumento de organización, acción, cambio social y mejoramiento de la calidad de vida. “Retratarte”, “Foto-identidad”, “Cayapas Fotográficas” y “Fotodj”, son expresiones de esta iniciativa, porque creemos en el hecho fotográfico como una herramienta para fortalecer la cultura popular, las tradiciones comunitarias y la economía productiva.

Educación

Impulsamos la valoración del hecho fotográfico venezolano, ofreciendo a las comunidades alternativas de educación en el área a partir de acciones formativas y de multiplicación, no solo orientada a los aspectos técnicos sino constructivos e ideológicos para su comprensión como herramienta de transformación y cambio social. La fotografía como dimensión descolonizadora no es solo una consigna, es una acción.

Publicaciones

La fundación posee una política editorial destinada al fortalecimiento de los referentes históricos y conceptuales de la fotografía venezolana, el debate sobre el hecho fotográfico como herramienta transformadora y la promoción de las tradiciones y la identidad venezolana a través de ediciones temáticas, monográficas, semanarios y publicaciones en formatos digitales.

Orlando
Ugueto

reportero gráfico

Luis
Zulueta

Reportero gráfico

ENTES ALIADOS